Beautiful Oviedo

Oviedo es una joyita desconocida. Ciudad bonita y limpísima, lo cual es muy de agradecer sobre todo cuando se viene de Madrid, capital de la suciedad. La gente es amabilísima, y se come bien y barato. ¿Qué más se puede pedir? Este fue un paseo nocturno hace unos días.

Oviedo is an unknown little jewel, in the north of Spain. A beautiful and super clean town, people are very kind, restaurants serve excellent and cheap food. What else should you ask for? Pictures were shot on a night stroll some days ago.

Madrid, the faces of the protest

Photos: Claudia Ortega

Today my daughter and I went to the huge protest against cutbacks, unemployment and corruption. Claudia captured the faces of the protesters, hundreds of thousands people fed up and angry with the lack of political solutions.

French gardens

El fotógrafo José Luis López Moral ha resucitado con enorme valentía el gusto por la pintura romántica de John Constable. En una época actual dominada por el influjo del diseño gráfico en la fotografía, José Luis ha buceado en la pintura de los primerísimos años del siglo XIX y nos ofrece una fotografía evanescente y delicada, pero sobre todo contracorriente. A mí me maravilla el éxito que está teniendo esta fotografía, y me asombra que este pictorialismo decimonónico se abra camino en los procelosos círculos fotográficos madrileños.

Spanish photographer José Luis López Moral has revived with great skill and courage the romantic painting of John Constable. In the current period dominated by the influence of graphic disegn in photography, José Luis has immersed in the nineteenth century painting offering an evanescent and delicate photography against the tide. I wonder at the success this kind of photography is having in Madrid.

Así que yo también he buceado en el escaso fondo paisajístico de mi archivo, lo que me ha provocado una pequeña reflexión fotográfica sobre los jardines franceses.

So, I also have dived in my poor landscape archive and I’ve made a small consideration on French gardens.

La primera foto son los famosos nenúfares de mi admirado Claude Monet. Y sí, son los mismísimos nenúfares que pintó cientos de veces en su jardín de Giverny, bueno tal vez los nietos. La próxima vez que viajéis a París no dejéis de acercaros a Giverny, es una excursión de medio día desde la estación de Montparnasse. Contemplar (y fotografiar) el mismo jardín donde Monet vivió y pintó durante 43 años es una experiencia que conmueve el alma.

The first picture are the famous water lilies of my beloved Claude Monet. And yes, they are the very same water lilies -well maybe the grandchildren- that the artist painted hundreds of times in his garden of Giverny. Next time you travel to Paris, please don’t miss the return trip to Giverny in a train from Montparnasse Station. Seeing and shooting the same garden where Monet lived and painted during 43 years is a touching experience.

Esta segunda foto son los archiconocidos jardines de Versalles, “escenario aparatoso de las fiestas de Luis XIV, el llamado Rey Sol, despampanantes jardines para asombro y deslumbre de bobos y pueblerinos”

The second picture are the extremely well-known Gardens of Versailles, “flamboyant and exaggerated scene to Louis XIV parties, sensationalist gardens created to dazzle the dumb and tasteless people at court.”

Las últimas fotos están tomadas en el Jardín de Luxemburgo, en pleno centro de París, rincón romántico por excelencia, visita altamente recomendable.

Last pictures have been taken in the Luxembourg Gardens, downtown Paris, a most romantic corner, a visit highly recommendable.

The movie freak

La ciudad de Turín ya es muy bonita de por sí, pero además tiene una joya que es el Museo Nacional del Cine. Un mundo onírico fantástico, el que vaya a Turín desde luego no puede perderse esta visita, pero hay que programar varias horas porque al “freaky” por el cine le volarán las horas. La visión del gigantesco atrio desde arriba es espectacular, y lo mejor son las chaisse-longue donde te tumbas plácidamente a ver fragmentos de películas en una enorme pantalla situada en lo alto.

Torino is a magnificent town but its real jewel is the National Museum of Cinema. A fantastic world of dreams, if you ever go to Torino you shouldn’t miss a visit to the Museum but count on a long visit because there is so much to see.